El valor del cognado

Cuánto crees que sabes de español

Por Georgina Palencia.

¡No sé nada de español¡
Esa es la primera expresión de algunos estudiantes que van a comenzar nuestros cursos de nivel 1.

¡Yo soy nivel 0¡
Esa es la segunda expresión.

Pero no es así, ni son nivel 0 ni no saben nada.

De inmediato le pregunto: ¿Cómo se dice important en español?
¡No sé¡
¡Importante, es mi respuesta¡

¿Cómo se dice extraordinary?
¡No sé! Repite él.
Extraordinario, es mi respuesta.

¿Y cómo se dice artistic?
¿Mmmm artistique?. es una posible respuesta suya con un rostro de duda, pero al mismo tiempo de reto imaginario.
Y mi respuesta: ¡Casi…artístico.¡

Finalmente puedo preguntarle: ¿Y cómo crees que se dice excellent?

Y casi siempre la respuesta es: Excelente.
¡Sí, es excelente, la palabra es excelente y la respuesta es excelente¡

A estas alturas ya sabe que aprender español será más fácil de lo que imaginaba. Y tal vez no sea verdad, quizás tenga la misma dificultad de lo que él imaginaba, pero lo que sí es cierto es que se dio cuenta de que no es verdad que no sabe nada.

Cuando crees que no sabes nada sabes mucho más de 100 palabras.

Esto no aplica sólo para quienes hablan inglés, también para quienes hablan árabe, francés, alemán, y ni hablar del portugués.

Muchas lenguas comparten los mismos orígenes que otras, incluso pueden compartir orígenes o diversas fuentes de nutrición.

El español no es más que una variedad de latín, que ha evolucionado a lo largo de 1500 años. Sin embargo, a lo largo de ese tiempo, ha sufrido las más variadas influencias, de los pueblos germánicos, de los árabes e incluso de las lenguas originarias americanas.

Y más atrás de él hay otra historia lingüística.

El mismo latín, junto con el osco y el umbro, pertenecen a la rama itálica del indoeuropeo, una lengua prehistórica hipotética hablada hace unos cuatro mil años, que dos mil años después, por medio de las migraciones, alcanzó por un lado la Bretaña y la Hispania y, por el otro, la India, por lo que se los llamó indoeuropeos.

Todas las lenguas indoeuropeas tienen parentesco.

La lengua es eso, una relación de parentesco. Y la palabra parentesco tiene dos usos: relaciones familiares y características comunes.

Es como nuestro árbol genealógico. Sin saberlo, en algo podemos parecernos a una tía de alguno de nuestros abuelos.

En lingüística para nombrar una palabra de mucho parentesco en su estructura y en su origen, usamos el término cognado, pero en enseñanza de lengua hablamos de amigos.

Claro que también hay falsos cognados o amigos. Aquéllos que se enmascaran para complicarnos, pero eso es un tema aparte, concentrémonos en los verdaderos vocables amigos.

Veamos el caso específico entre el español y el inglés.
Te pongo a prueba.

Tienes aquí 100 palabra en español que son cognados entre el inglés y el español. Cuántas de ellas reconoces.

1 actor
2 analizar
3 ángel
4 arte
5 artístico
6 banano
7 banco
8 balance
9 autobús
10 coche
11 canal
12 colección
13 combinar
14 concierto
15 cultura
16 curioso
17 delicado
18 detalle
19 distancia
20 dividir
21 enorme
22 esencial
23 excelente
24 expreso
25 extremo
26 familia
27 fantástico
28 general
29 guía
30 hospital
31 hotel
32 importante
33 individual
34 infinito
35 interactivo
36 invención
37 ilusión
38 isla
39 letra
40 león
41 máquina
42 material
43 melodía
44 memoria
45 miserable
46 momento
47 música
48 nación
49 necesidad
50 nota
51 objetivo
52 océano
53 opinión
54 opción
55 orden
56 original
57 papel
58 parque
59 personal
60 foto
61 pino
62 planta
63 posibilidad
64 posible
65 presidente
66 problema
67 proyecto
68 promover
69 público
70 radio
71 real
72 razón
73 recibir
74 reducir
75 relación
76 repetir
77 reservación
78 restaurante
79 romántico
80 rosa
81 ruta
82 ciencia
83 secreto
84 sensación
85 silencio
86 especial
87 estructura
88 teléfono
89 terrible
90 tráfico
91 unido
92 urgente
93 usual
94 vacación
95 verbo
96 violencia
97 violento
98 visitar
99 victoria
100 vocabulario

¿Lo ves? Sabes mucho más de lo que creías. Y si hoy no consideras que estás en ese temido nivel 0 sino en cualquier otro básico, intermedio o avanzado, te aseguro que sabes más de lo que crees.
A veces ignoramos lo que sabemos.

Apóyate en tu propia lengua para aprender otra. Así como una tía o un primo pueden ayudarte en momentos de dificultad. Recuerda que el español y el inglés, o incluso otra lengua que tú hables, son parientes y los parientes están para ayudarse unos a otros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *